La pasión de Víctor Armas y las tres caídas

#SemanaSanta #AcosoSexual #AlRetrete

• Los altos funcionarios de Dirección Jurídica, Fabián Ochoa Sánchez y Tránsito Municipal, Juan José Mendoza Pérez, fueron tentados

• El coordinador Vinculación de la Oficina de la Presidencia, Víctor Carlos Armas Zagoya, será el próximo en ser crucificado?

Por Mtro. Manuel Delgado / Cadena 8 Noticias

A propósito de la celebración de Semana Santa y la representación litúrgica de la Pasión de Cristo, nos viene a la mente un concepto disímbolo, según la causa y el efecto: la palabra “Pasión”.

La Pasión de Cristo, es sin duda la representación del sufrimiento y el padecimiento de Jesús en la cruz, las estaciones del vía crucis, pues.

Sin embargo en sentido amplio puede referirse al amor vehemente, especialmente manifestado en el deseo sexual; igual que el concepto mismo de vía crucis, que de forma figurada, expresa una “situación de sufrimiento intenso y prolongado” y en términos religiosos, las estaciones de la crucifixión.

Bajo este enfoque (valga le trato contrastante), se hace el análisis de dos casos de escándalo sexual en lo que va de la presente Administración Pública Municipal, bajo la conducción de la alcaldesa Lorena Alfaro García, en los que se han visto implicados altos funcionarios: Primero el director del Área Jurídica, Fabián Ochoa Sánchez y en la víspera el director de Tránsito Municipal, Juan José Mendoza Pérez, ambos expulsados de la administración por acoso sexual (pasión) y laboral.

Pasar por las Armas…

Sin embargo, aunque el variopinto, Víctor Armas Zagoya, personaje desgarbado y lerdo, lleva casi dos años con Lorena Alfaro, pocos tienen en la memoria el “affaire” de este individuo multipartidista, quien fue denunciado en Zacatecas por el mismo delito sexual.

De acuerdo a la publicación del Periódico La Jornada de fecha viernes 28 de febrero del 2020, el ex titular de Medio Ambiente del Gobierno del Estado de Zacatecas, Víctor Armas Zagoya fue denunciado por el delito de acoso sexual.

Cita la publicación del medio, firmada por corresponsales:

(…)
“Un grupo de mujeres, respaldadas por el Sindicato Independiente de Trabajadores del Estado de Zacatecas (Sitez), denunciaron acoso laboral y sexual durante los cuatro años recientes en tres dependencias del gobierno estatal. Señalaron a Jorge Miranda Castro, secretario de Finanzas, a Víctor Armas Zagoya, ex titular de la Secretaría del Medio Ambiente, y a Víctor Rentería, secretario de Administración.

Lo más grave, aseguraron, es que los tres funcionarios han sido protegidos por el gobernador priista del estado, Alejandro Tello Cristerna, quien al menos en una ocasión pidió a una de las quejosas abstenerse de interponer denuncia.

Gandhi Rodríguez Álvarez afirmó que fue víctima de hostigamiento y acoso laboral durante año y medio en el Sistema Zacatecano de Radio y Televisión, por lo que renunció.

Agregó que tras plantear su caso a Tello Cristerna logró que la enviaran a la Secretaría de Finanzas, como coordinadora de relaciones públicas, pero ahí la acosó Jorge Miranda Castro.

La mujer afirmó que Miranda Castro le enviaba mensajes de WhatsApp, preguntándole cómo iba vestida, si traía falda o pantalón, e incluso aseguró que el funcionario llegó a citarla a trabajar a su domicilio. Al negarse, el acoso laboral se intensificó.

Entonces la enviaron a la Secretaría del Medio Ambiente, como coordinadora de giras del titular, Víctor Armas Zagoya, pero una vez más fue hostigada. Al final, Gandhi Rodríguez fue instalada en la oficina de imagen institucional, donde hace tres semanas les informaron que serán despedidas porque está muy inflada la nómina del gobernador”.

El psicoanálisis.

¿Qué hay en la mente de un acosador, de acuerdo a la publicación de medio español El Comercio en su sección de Ciencia?:

Especialistas coinciden en que estos sujetos son obsesivos y buscan someter a sus víctimas a través de insinuaciones sexuales.

El psicoanalista Leopoldo Cavero señala que estas personas desean el control, dominio, humillación y sometimiento de su víctima para luego despreciarla y así llenar sus ´vacios´.

(…)

Son incapaces de canalizar su sexualidad porque son personas inmaduras, impulsivas e inestables, dicen el psiquiatra y psicólogo Jorge Lazo Manrique y el Psicoterapeuta Mauricio Casaperalta Valencia.

(…)

Son personas con ausencia de valores y estabilidad emocional que tienen una personalidad difícil de definir, “Pueden ser muy amables” con manifestaciones sexuales directas o sutiles mediante un buen manejo de la comunicación, dice Casaperalta.

Pero el objetivo apunta siempre a lo mismo: el sometimiento. Para ellos su amada o amado “tienen que aceptar a no oponerse a sus deseos”, agrega Cavero.

¿Quien sigue?

Hasta ahora hay dos “caídas” de funcionarios de primer nivel en lo que va del año, ambos dados de bajan por acoso sexual y laboral. La tercera caída podría ser la del coordinador de Vinculación de la alcaldesa Lorena Alfaro, quien por cierto ha sido relegado de manera evidente por sus yerros y gustos enfermos por el gasto, a costa del erario público. A este personaje habrá que darle marcaje personal por el alto riesgo que implica su perfil psicológico.

La Pasión de Víctor, sibarita por definición, por lo egocéntrico, los gustos refinados y el derroche, se suman a su personalidad aduladora y excesiva en arrogarse méritos y habilidades imaginarias, para escalar en el mundo del poder y la política.

Le aplica a la perfección a Víctor Armas la frase de Abraham Lincoln: “Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo. Puedes engañar a algunos todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo”.

Con estos antecedentes Victor Armas es un perfil de un riesgo latente para empleados, hombres y mujeres, que pudieran estar bajo su mando.

La llegada de Víctor Armas a la campaña electoral de Lorena Alfaro y luego a la Administración Pública Municipal fue avasallante, llegándose a afirmar que era el poder detrás del trono.

Sin embargo ahora su reducida oficina, antes el destino archivo muerto,  es un espacio muy ´ad hoc´ para él.

Habrá que preguntarse, qué tan grave es su karma, al haberlo mandado la alcaldesa a donde debió haber estado desde el principio: ¡En la inmediación de los sanitarios públicos de Palacio Municipal!.

¿Algún mensaje subliminal de Lorena Alfaro al haber relegado a Víctor Armas hasta allá,  muy cerca de los retretes de caballeros en Palacio Municipal?.